• No pienses que queda mucho tiempo imagenysonpara ver los resultados de la evaluación. No dejes las tareas para más adelante. Todo cuenta para la nota de la evaluación. Da pasos concretos cada día. No estaría mal que, si conoces el tema, te anticiparas a las explicaciones del profesor buscando y ampliando la información por tu cuenta.
  • Aprovecha el tiempo de clase (o de taller). Permanece atento/a, colabora con el grupo… Ten en cuenta que para tu profesor eso también se valora. Además será un esfuerzo que tienes adelantado para cuando tengas que hacer un trabajo o preparar un examen de esa materia
  • ¡Organízate y planifica tus tareas! Debes hacer a tiempo todas las tareas y trabajos del instituto; para ello, no necesitas abandonar otras actividades que vienes realizando: trabajo, deporte, salir con amigos/as…
  • Acércate a los que quieran aprender. No te juntes con los que “pasan”. Si estás en contacto con gente motivada y trabajadora, ya verás cómo algo se te pega, y tú mismo estarás más predispuesto y motivado. Si haces lo contrario: ¡cuidado!, ya sabes…
  • Apóyate en tus compañeros y compañeras; a veces puedes ahorrarte trabajo compartiendo apuntes, resúmenes o trabajos. Pero, ¡ojo, sin copiar! Se trata de una colaboración mutua; tú también tienes que aportar. En caso contrario, se darán cuenta de que vas sólo por tu interés y dejarán de ayudarte.
  • ¡Prioriza! Identifica los temas, apartados y trabajos a los que más relevancia da cada profesor; empieza por ellos o dedícales más tiempo. Verás cómo te merece la pena.
  • Y sobre todo: ten en cuenta que tú mismo eres el más interesado y el máximo responsable de tu éxito o fracaso en el ciclo. Seguramente tendrás familiares o amigos que te animen y aconsejen bien, pero al final eres tú el que decide sobre tu futuro profesional.